Música usada en el documental (II)

En esta entrada podréis encontrar la música usada que se corresponde a todos aquellos grupos de inspiración medieval, de los que ya se ha hablado tanto dentro del propio proyecto como en este blog, además de toda aquella música, que aunque no tiene nada de medieval, era adecuada para determinados momentos del documental.

Dizzy Gillespie- Bebop

Ana Alcaide- Pozo Amargo

Corvus Corax- De Mundi Statu

Eduardo Paniagua- Canción del agua

Al Andaluz Project- Dezilde a mi amor

Orphaned Land- Sapari

 

Alejandra

 

Anuncios

Música usada en el documental (I)

Dado que como ya sabréis el eje central del proyecto es la música medieval, y ya que hemos seleccionado unas canciones y melodías adecuadas para cada uno de los temas tratados, en las próximas entradas publicaremos una recopilación de la música usada en el documental, para que podáis así identificarla.

Jordi Savall-Le Royaume Oublié – La tragédie Cathare. CD 1

Jordi Savall- Le Royaume Oublié – La tragédie Cathare. CD 2

Jordi Savall-Cantigas de Santa María

Bassam Saba- Arabic Nay ney improvisation taqasim taqsim taksim

Manuel Villas- Arpa Medieval del siglo XII

Sospitati dedit mundum – Ars Antiqua Corona de Aragón, s.XIII

 

Alejandra

Sonidos de la España Medieval (2015): El Tráiler

Atención a todo el mundo, ¡YA ESTÁ AQUÍ EL TRÁILER!

Tras varios meses de duro trabajo, os dejamos por fin un avance de nuestro documental, que ya está terminado y se subirá igualmente a YouTube en los próximos días.

Esperemos que os guste y  os deje con ganas de ver  Sonidos de la España Medieval de forma completa.

Alejandra

Montando el documental: día 6 y 7

El domingo 13 de diciembre nos reunimos para continuar con el proceso de edición. El guion ya está terminado, por tanto lo que hicimos fue buscar imágenes, vídeos o cualquier material que pudiese ir acorde a lo que el discurso precisa.  Así, ese día terminamos la parte dedicada a los tambores.

Además, para cada una de las partes hemos buscado música que pueda ir acorde a cada uno de las partes, haciendo que se correspondiesen tanto por épocas como por instrumentos.

Ayer, 14 de diciembre, lo que hicimos fue terminar la parte dedicada al contexto histórico y musical judío y musulmán. Aprovechando algunas de las visitas realizadas, como a la Sinagoga o Museo Sefardí de Toledo, o la propia Catedral de Sigüenza, hemos utilizado algunas de las imágenes y vídeos allí grabados.  Al ser un trabajo bastante largo, teniendo en cuenta que a día de hoy tenemos más de media hora de documental y que aún faltan partes por montar, del contexto cristiano sólo pudimos recopilar imágenes e información para que solo quede montarlas el próximo día que nos reunamos, que Yaiza comentará a lo largo de estos días en unas entradas.

Aquí podéis ver la captura de pantalla de uno de los esquemas que hemos realizado para que algunas partes del documental sea más didáctica y el discurso llegue de forma más clara.

caputraaa

Alejandra

Las “tres culturas” (III). La música en los Reinos Cristianos (II). Siglos VII- XV

Hoy, finalmente, os dejamos esta entrada sobre la música en los reinos cristianos desde el siglo VIII al XV. Comenzaremos con el canto gregoriano como principal representante de la música religiosa. Este, que aunque tiene sus raíces a finales del siglo VI, cuando el Papa San Gregorio (590-604) intentó unificar la liturgia cristiana con la unión de la siriaca y la griega, llegará al norte de la península en torno al IX y X.

Así, fue a fines del siglo XI cuando el rito mozárabe fue suprimido por el rey Alfonso VI para imponer en su lugar el romano que estaba siendo utilizado en el resto de la Europa cristiana, todo esto coincidiendo con la entrada de los monjes cluniacenses en la península los cuales impusieron esta reforma en sus monasterios provocando la adopción del canto gregoriano el cual pasó a ser cantando en grandes catedrales y monasterios.  Esta tradición musical continuó con los monjes del Cister, convirtiéndose durante siglos en expresión de la liturgia oficial de la Iglesia.

Este canto también se denomina canto llano, y es resultado de la confluencia de la música greco-romana y la judía, ya que el cristianismo toma muchos elementos de estas tres culturas. En cuanto a sus elementos formales, se caracteriza por ser monódico, en latín, sin contar con acompañamiento instrumental. Únicamente era interpretado por hombres y su métrica era libre, pero siempre determinada por el texto. El repertorio del canto gregoriano está pensado básicamente sobre un texto, es por tanto que se considere como “una palabra cantada”.

En términos compositivos, emplea recursos familiares a la composición moderna como paralelismo melódico-rítmico, repeticiones, variaciones (de transporte o intervalos), imitaciones, progresiones, rima melódica (terminación de las cadencias con fórmulas o grupos neumáticos semejantes), incluso mimetismo melódico cuando se da coincidencia de texto. Además, tiene numerosas y variadas fórmulas melódicas que tienen relación directa con el texto, las cuales dependerán del mismo.  En relación con su melodía, tenía unas ocho escalas, que son modos eclesiásticos derivados de los griegos.

El canto gregoriano se recogía básicamente en una serie de libros: el Gradual, el Antifonario y el Responsorial, dónde se pueden observar los distintos géneros como los salmos, divididos en versículos y que eran los más antiguos, las antífonas, intercaladas entre los versículos de los salmos o al principio y al final de los mismos, los responsorios, melodías melismáticas llevadas a cabo por solistas, los himnos, cantos estróficos sencillos y por último los tropos y secuencias, que eran unos añadidos tanto melódicos como textuales y que se corresponden a la decadencia del canto gregoriano.

Según la agrupación de los cantores este tipo de canto podía ser: Antifonal, con dos coros de monjes alternaban el canto, Responsorial: coro y solista alternan el canto, Directa, donde no había alternancia, y siempre canta un coro o un solista. Según la relación de texto y notas encontramos el Silábico: a cada nota le corresponde generalmente una sílaba del texto, el Neumático: dos a tres notas por cada sílaba de texto y por último el Melismático, que era el más adornado, tenía muchas notas para una sílaba de texto.  Los adornos finales del gregoriano, coincidiendo con los siglos IX y XII, se realizan gracias a que la Iglesia permite el uso de diferentes técnicas que podían embellecer en cierto modo el canto gregoriano. Dentro de todo este contexto destaca que comenzaron los inicios del Pentagrama.

Ya desde el canto melismático anteriormente explicado, se puede deducir cierto origen de la polifonía, es decir, un canto a varias voces, independientes pero vinculadas armónicamente. Esta comenzó con el “Ars antiqua” a partir del siglo IX, pero sobre todo después del XI es cuando tendrá verdadera importancia. El surgimiento del Ars antiqua coincide con una época prospera culturalmente. Con la construcción de la Catedral de Notre Dame, se creará una escuela musical que acogerá a los mejores músicos del momento y donde se desarrollará esta polifonía. Destacan como figuras importantes Leonin y Perotin.

Las formas de composición más importantes son: El Organum: que aunque había existido en el periodo anterior, las voces son mucho más libres, sin tener que respetarse el paralelismo del organum primitivo.  Aquí, en la obra de Perotin “Sederunt Principes” podéis observar esto.

El Motete, cuya base en cambio no es gregoriana, es una forma polifónica que consta de dos o tres voces, cada una de la cuales canta un texto distinto y tiene también un ritmo diferentes. Y el Conductus, donde la voz principal ya no es extraida del canto gregoriano, sino que la crea el autor, y sobre ella su polifonía

El “Ars Nova”, cuyo nombre viene dado por Philippe de Vitry, quien tituló así un tratado musical en el que se establecían las nuevas pautas para escribir música. Este estilo surge en el siglo XIV, y en él la polifonía medieval alcanza su máxima perfección. Entre las formas más importantes se encuentra nuevamente el Motete, que sigue desarrollándose hasta llegar al punto en que cada voz puede tener un texto distinto, y el Canon, composición contrapuntística en la que todas las voces cantan la misma melodía pero realizan su entrada de forma progresiva. Con estas nuevas teorías musicales hubo una especie de pugna entre los músicos más conservadores y los adeptos a un nuevo cambio musical proporcionado por el desarrollo de la polifonía.

De la polifonía primitiva destaca en la Península el Códice Calixtino o Liber Sancti Jacobi, de la catedral de Santiago, que es una guía de peregrinación que contiene veintiún cantos a dos voces y uno a tres voces. También es el Manuscrito del monasterio de las Huelgas (Burgos), de los siglos Xlll y XIV que es una antología ya de transición hacia el “Ars nova”, con unos 200 cantos, algunos ya polifónicos.

Con respecto a la música mundana destaca la Trovadoresca, que son esencialmente escuelas de música popular conocidas con dicho nombre desde fines del siglo XI, de los que no se sabe demasiado sobre su naturaleza. Varias fuentes, como El Libro del Buen Amor, del arcipestre de Hita (S.XVI) se muestran evidencias de las tareas de estos cantores profanos y de algunos de los instrumentos que estos usaban.  Así, la Música profana de la edad media se desarrolla en cierto modo a la sombra de la religiosa, asumiendo algunas formas o estructuras musicales de esta, pero introduciendo poesía mundana. Lo que destaca de esta música son una serie de personas que la cultivaron y difundieron por Europa.

Los trovadores, son poetas de los siglos XII Y XIII que comenzaron a surgir en la zona de la Provenza en el sur de Francia. Destaca Guilhem IX, Conde de Poitiers (1087 – 1127), como iniciador de dicho movimiento, el cual se trasladó a ciertos sectores de la nobleza francesa, además de plebeyos.  En dicho movimiento primaba la poesía y la música al servicio del amor caballeresco. Así, se extendió primero hacia el norte de Francia en torno a los siglos XII y XIII con representantes como Blondel de Nesles y Gace Brulé.

Algunas otras figuras destacables eran los Goliardos, estudiantes vagabundos o eclesiásticos jóvenes, tenían una serie de poemas latinos de los siglos X al XIII, escritos por ellos, y los Juglares, que pertenecían al pueblo y eran artistas con muchas facetas, que iban itinerando por distintas ciudades expandiendo de ese modo su música, que básicamente eran las compuestas por los trovadores, como modo de entretener al pueblo. Estos últimos fueron muy criticados por la nobleza e iglesia. Los Minnensigers son la prueba de que muchos de estos juglares se convirtieron en artistas importantes. Estos eran músicos y poetas alemanes que inspirados por los Trovadores del sur de Francia, se convirtieron en los máximos representantes de la música alemana de la Edad Media. Otras de las figuras que se pueden asociar a la música profana medieval son los Ministriles, una especie de bufones que eran generalmente vagabundos que interpretaban alguna que otra canción de gesta.

La música profana de esta época era por tanto esencialmente monódica y teóricamente sin acompañamiento musical, aunque lo más seguro es que si lo tuviesen tal y como atestiguan documentos e iconografía como las propias Cantigas de Santa María. La música instrumental quizás no haya sido puesta por escrito puesto que no cambiaría demasiado de la melodía vocal, pudiendo ir en paralelo o interludiando. Las características musicales son: silabismo, con melismas ocasionales, ritmo libre o de acuerdo con el texto, música modal y con abundantes fórmulas repetitivitas.  En general se podría definir este tipo de música como textura monódica con acompañamiento instrumental, basándose en modos gregorianos pero con un ritmo más marcado ya que muchas de sus obras son rápidas y alegres

En la península destaca sobre todo las Cantigas de Alfonso X el Sabio (1252- 1284), que básicamente tiene temática religiosa mariana, narrativas y de alabanza y con forma estrófica.  Gran tesoro musical del siglo XIII, contempla unas 417 cantigas escritas en tres códices con notación mensural y muchas con una estructura en la que se alterna una voz solista del narrador con un coro o estribillo (estructura de rondó). En sus miniaturas de las “Cantigas” se obtiene una gran fuente para poder conocer la música en la Edad Media.

Además, existiría un tipo de música a medio camino entre música profana y litúrgica, como unos cantos religiosos usados de forma independiente a los oficios litúrgicos. De estos destacan igualmente los dedicados al Apóstol Santiago y a la Virgen de Monserrat, compuestos por peregrinos y que presentan una gran fuente de documentación.  El Llibre Vermell, documento que se conserva por una copia del siglo XIV, incluye cantos monofónicos y algunos destinados a Monserrat, donde parecen combinarse lo religioso con unas danzas litúrgicas, para ser cantadas en la iglesia, por lo que se observa esa mezcla con lo popular.

Por último destacar el uso de la música en el teatro medieval, basado esencialmente en diálogos litúrgicos. Destaca el Canto de la Sibila, del monasterio de Ripoll, donde en sus últimas agregaciones se encuentran elementos polifónicos.

Con respecto a los instrumentos musicales destacan algunos que tendrán su origen en la Antigüedad y otros vendrán de Oriente, introducidos a raíz de las cruzadas. Vamos a citar algunos de los más importantes.  Laúd, vihuela, guitarra, órgano y clave, algunos de ellos ya desarrollados en entradas específicas de este blog, son algunos de los más destacados.

Fuentes:

http://civycultura.denison.edu/musica/01medieval/intro.html

http://es.slideshare.net/WilfredoFlores/resumen-historia-i-35403580

http://musicaedadmedia.webnode.es/la-polifonia/ars-antiqua/

Chachoo, Amín (2001). La Música Andalusí. Almuzara.

Alejandra

Montando el documental: día 5

El jueves pasado continuamos con el proceso de edición del documental. Como ya habréis visto en las entradas del blog, la semana pasada se terminó prácticamente con el proceso de grabación, con varias entrevistas y una visita a Toledo, donde Marta y Carla fueron el domingo pasado.

Con todo este nuevo material lo que hicimos fue seleccionar los vídeos que nos parecían más adecuados, para después editarlos acortándolos o jugando con la velocidad de los mismos y que así queden perfectamente integrados dentro del documental.

Además, el guión está prácticamente terminado. A partir del lunes que viene comenzará el proceso de producción de la voz en off. Debido a una serie de problemas para encontrar una voz que fuese adecuada para el proyecto, al final (a no ser  que haya un cambio de planes de última hora) seremos nosotras quienes grabaremos dicha voz en off. Por lo tanto, a lo largo de la semana que viene terminaremos de montar todo el documental, insertando las fotografías, música y vídeos que faltan.

Durante los próximos días os iremos informando sobre como se va desarrollando la edición y como el documental va adquiriendo su forma definitiva.

Alejandra

Montando el documental: Día 2

¡Hola a todos y todas!

Hoy hemos continuado con el  trabajo de montaje del documental. Además de traducir y editar la entrevista realizada al cantante de Orphaned Land, Kobi, proceso que explicará Yaiza en otra entrada, hemos pensado que para que la presentación y situación del contexto de las tres culturas en la Península Ibérica nos sería muy útil usar unos mapas animados.

En el programa iMovie, del que ya se habló anteriormente (aquí tenéis la información por si queréis recordar como funciona), incluye una opción para crear este tipo de mapas que presentan diferentes categorías como globos animados, mapas planos animados o  mapas planos estáticos y temáticas: mundo antiguo, color de agua, educativo y mármol azul.

Estos mapas serán un recurso para ayudarnos a representar como llegaron cada una de las tres culturas a la Península Ibérica. Además, también sería muy útil como herramienta que permitiese localizar, por ejemplo, los diferentes yacimientos arqueológicos donde han aparecido algunos de los instrumentos de los que hablaremos en el documental, aunque eso ya se tratará  específicamente en otra entrada.

Os dejo con un vídeo para que veáis en que consisten estos mapas, que son en definitiva un recurso visual bastante apropiado para este trabajo.

 Alejandra

Montando el documental: Día 1

Como os dijimos en la entrada de presentación, Yaiza y yo somos las encargadas de realizar el montaje del documental y hoy ha sido el primer día de este trabajo.

Para empezar hemos organizado el orden de los contenidos dentro del vídeo. De este modo, haríamos una pequeña introducción sobre la Edad Media y la música en este periodo,  luego pasaríamos a hablar de la Arqueología Musical y por último desarrollaríamos cada una de las tres culturas con sus respectivos ejemplos de instrumentos y demás documentación que hemos ido recopilando lo largo de estos meses.

Así, se ha comenzado montando la presentación y parte de la introducción del documental.

unnamed

Proceso de realización del documental con el programa iMovie

En las  próximas semanas os iremos informando poco a poco  sobre este proceso.

Alejandra

Documental: EL DONCEL DEL MAR: Melodías medievales

A continuación os dejamos con un documental sobre un intento actual de plasmar la música del Medievo a través de diferentes piezas de las tres culturas: árabe, cristiana y judía.

El Doncel de Mar, dirigido por Eduardo Serrano,  es una fuente visual sobre cómo los jóvenes músicos Sara Marina y Emilio Villalba viven su trabajo, las experiencias que tienen con público y el modo en el que interpretan y crean música.

Si os animáis a verlo, podréis deleitaros con  numerosas piezas que van desde los siglos XII al XIV, y que están interpretadas con una serie de instrumentos medievales como zanfoña, fídula, ghiterna, viola, rabel, adufe, panderos, darbouka…

Además, recomendamos echar un vistazo a la página web de Emilio Villalba, donde encontraréis más información sobre los instrumentos con los que tocan, su música y demás datos de interés.
Fuentes
Alejandra