Metodología y equipo durante la grabación

A día de hoy, ya hemos realizado numerosas tomas para nuestro documental, que se encuentra en pleno proceso de edición. La planificación previa tanto del equipo como de la metodología a emplear es un hecho indispensable para una correcta grabación, y para no volver a casa con las manos llenas de tomas desenfocadas, movidas, demasiado oscuras, etc. Desgraciadamente, nuestro proyecto ha contado con unos medios tecnológicos considerablemente mediocres, lo que no impedirá que el resultado sea altamente satisfactorio.

En cuanto al equipo utilizado durante las grabaciones, cabe destacar el uso de varios dispositivos, uno especializado en video y otro en audio. Decidimos grabar ambos aspectos por separado para obtener una mejor calidad y una mayor homogeneidad en el sonido, pues todas las pistas de audio deben estar grabadas con un sistema parecido, sobre todo si quieres incluir voz en off. Utilizamos entonces un trípode estándar para estabilizar la cámara de video, concretamente una Supracam Zelus HD Supratech, algo antigua y de baja calidad, pero que cumple correctamente con su cometido. En cuanto al sonido, conectamos un IRig Mic Cast, un micrófono especial para Iphone, pequeño y con mucho potencial.  

Equipo

En cuanto a la grabación de las imágenes, apenas tuvimos problemas, a excepción de un par de episodios aislados. Es cierto que en interiores es complicado encontrar un enfoque de luz adecuado, por lo que algunos de nuestros videos, sobre todo los grabados en salas de conciertos, quedaron un poco oscuros. Esto lo arreglarán nuestras compañeras Yaiza y Alejandra durante el proceso de edición, ya que ni llevábamos focos y/o luces extra ni pudimos mejorar algunas tomas. Otro problema fue el grabar sin trípode dentro de las tripas del órgano de la catedral de Sigüenza, pues los espacios eran cerrados y minúsculos y no queríamos ni podíamos chocarnos con nada frágil. El resto de las grabaciones se desarrollaron sin imprevistos.

El audio, quizá la parte más complicada, ha sido lo que más nos ha traído quebraderos de cabeza, aunque el resultado final es bastante bueno.  A la hora de grabar sonidos y voces colocábamos el micro en un lugar que captara de cerca y sin ruidos todas las ondas. Normalmente apoyábamos el teléfono móvil en una estructura cercana que no aparece en el encuadre del video, otras veces eran los propios interlocutores o las entrevistadoras, Carla y Marta, las que lo sujetaban. El mérito de este trabajo se lo llevan Yaiza y Alejandra, ya que al final tenían que encuadrar el audio con el video, y no es tarea fácil.

Kobi Farhi intentando delatarnos con una de sus gesticulaciones.

Kobi Farhi intentando delatarnos con una de sus gesticulaciones.

Otro detalle a tener en cuenta es que se deben ordenar correctamente las tomas, siguiendo varios códigos, para que las personas de edición y post-producción puedan montar todo sin problemas. Como véis, casi todo puede arreglarse en post-producción, aunque si los brutos se graban bien de primeras, pues mucho mejor.

Marta grabando

Marta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s